me quedo con tu imagen

Me quedo con tu imagen

La imagen personal que proyectamos cada día se ha convertido en los últimos años en un asunto que ocupa a la inmensa mayoría de los ciudadanos. Rara es la persona que le da exactamente igual cómo se muestra ante los demás. Por supuesto hay grados y no a todos les preocupa con la misma intensidad, pero lo que está claro es que a la calle, no salimos de cualquier manera, ni recibimos a las visitas en casa sin arreglarnos. Nos guste más o menos, la imagen que damos ante la sociedad tiene una enorme importancia hoy en día. Es fundamental dar buena imagen en cualquier ámbito en el que nos movemos: en el trabajo, por supuesto, en nuestro círculo de amigos, en cualquier evento social,… Se trata de una actitud y un concepto que va más allá del “ir arreglado”, nuestra imagen es algo más global, es la impresión general que damos, lo que queda de nosotros en los demás, cómo nos perciben. En definitiva, cobra importancia lo de “una imagen vale más que mil palabras” y proyectar una imagen positiva o negativa nos puede abrir o cerrar puertas. Es innegable que todos invertimos buena parte de nuestro tiempo en cuidar la imagen que vamos a proyectar en cada momento, desde una fiesta, una cena, un evento cultural o una entrevista de trabajo, entre otras cosas.

Es posible que haya personas que no estén de acuerdo con lo anterior. Creo que no estarlo es ignorar la realidad. Otra cosa es que nos guste o no. Pero que se trata de una realidad aplastante, creo que está fuera de toda duda. A esas personas, no obstante, las invito a seguir leyendo el post y conocer más sobre la importancia de la imagen y, sobre todo, de la imagen corporativa, no la que proyecta una persona sino la que proyecta una empresa, que tiene, posiblemente, más importancia.

Y es que la imagen que una empresa o un profesional proyecta ante el público debe ocupar un lugar de privilegio en la lista de prioridades de los mismos. Igual que nadie quiere dar una mala imagen, ninguna empresa debe causar una mala impresión a un cliente, tanto real como potencial. Eso es nefasto, y más ante la gran competencia que cualquier empresa de cualquier sector debe afrontar en la actualidad. Hay que dar una buena imagen inicial para que nuestros potenciales clientes se queden con nosotros. Así pues, si aún te sigues preguntando si es o no necesario invertir algo de dinero en desarrollar una imagen corporativa para tu empresa o negocio, estás cometiendo un error. La gran mayoría de las empresas lo han entendido y disponer de una buena imagen de marca es el modelo que se ha impuesto en los últimos años.

 

La imagen que una empresa debe ocupar un lugar de privilegio en su lista de prioridades Click Para Twittear

 

Pero si te empiezas a preguntar qué es eso de la imagen corporativa de mi empresa, déjame decirte que vas por buen camino y que te planteas que es necesario cuidar ese aspecto de tu negocio. Así que te voy a dar unas pinceladas de lo que es la imagen o identidad corporativa.

La identidad corporativa

No es otra cosa que la imagen que proyectamos de nuestra empresa o negocio al exterior, nuestra “cara” en la presentación a nuestros clientes y al público en general. Por tanto, es muy importante y absolutamente necesario cuidarla.

La imagen corporativa refleja la visión, la misión y la filosofía con las que nuestra empresa se identifica. Es una representación física de nuestra marca en el exterior y engloba aspectos como el logotipo, la tipografía, los colores, nuestras tarjetas de presentación, etc… Es decir, todos los elementos con los que nos comunicamos con el público. Y esto mismo se extiende indudablemente al diseño de nuestra web, de nuestros perfiles sociales o de nuestra publicidad. De esta manera, creamos una homogeneidad en nuestra imagen que resulte fácilmente reconocible para el público y que haga que éste identifique rápidamente a nuestra empresa. Este conjunto de actuaciones programadas de forma global y coordinada es lo que se llama “hacer marca”, cuyo término en inglés es “branding”.

El término “branding” hace referencia al componente gráfico y psicológico que crea el vínculo emocional con el cliente a través de valores culturales compartidos. Se trata de un concepto más amplio que será desarrollado en otro post porque de lo que se trata ahora es de dejar clara la importancia que tiene la imagen de nuestra empresa a la hora de ser reconocidos e identificados. A la hora de hacer marca.

¿Pero qué ventajas concretas tiene contar con una identidad corporativa?

Muchas. Es una excelente inversión y también la primera actuación que hay que poner en marcha cuando comenzamos una estrategia de marketing digital. La imagen corporativa:

  • Crea un valor añadido para que los clientes perciban lo mejor de nosotros.
  • Ofrece una imagen al exterior de seriedad y profesionalidad.
  • Nos permite ser reconocidos fácilmente y recordado por nuestros clientes.
  • Nos permite distinguirnos de nuestros competidores.
  • Es un elemento distintivo para nuestras promociones.
  • Nos ayuda a optimizar las inversiones publicitarias.

Y muchas ventajas más. Éstas son sólo algunas, pero suficientes para destacar la relevancia de este elemento empresarial, la necesidad de cuidarlo y mantenerlo para llegar mejor a nuestros clientes y fidelizarlos en un mercado tan competitivo como el que existe actualmente.

 

Fijaos en el ejemplo que os presento en este vídeo. Ya sé que no somos Coca-Cola, pero quiero mostrar cómo esta empresa usa y potencia su identidad corporativa.

 

Os invito a hacer las cosas bien desde el principio, y eso implica contar con profesionales cualificados que te asesorarán y te diseñarán la mejor imagen corporativa. No cometas el error de dejarlo en manos de cualquiera que se ofrezca “a diseñarte algo”, porque, no te quepa duda de que si malo es no tener una imagen adecuada, peor es tener una que proyecte poca profesionalidad. Cuenta con nosotros para empezar a andar el camino hacia el éxito de forma segura. Hablamos cuando quieras.

si no eres social no eres nadie

Si no eres social no eres nadie

Nos encontramos ya en la recta final de 2015, para muchos el año de la auténtica revolución en el marketing digital. Si algo ha caracterizado a estos últimos años, esto ha sido sin duda el desarrollo imparable de las redes sociales, que han evolucionado para adaptarse a las necesidades y los hábitos de los usuarios. Hay quienes pensaron que la eclosión de las redes sociales sería una moda pasajera. Se equivocaron. Han pasado los años desde que aparecieron en nuestras vidas y no sólo no han desaparecido sino que están cada vez más presentes, tanto en nuestra vida personal como en la de las empresas y otras instituciones públicas y privadas.

 

Es necesario utilizar las redes sociales como herramientas de marketing digital para tu empresa Click Para Twittear

 

Actualmente es necesario utilizar las redes sociales como herramientas de marketing digital porque poseen la capacidad de conectar directamente con el público objetivo de nuestra empresa. No obstante, aún cabe preguntarnos, ¿tan importante es que mi empresa o negocio tenga presencia en las redes sociales?

Como su propio nombre indica, las redes sociales nos permiten socializar y estrechar la comunicación con nuestros clientes, lo que aporta un toque de mayor realidad a una transacción comercial. El objetivo es que nuestra empresa esté donde está nuestro cliente, y, sin ninguna duda, la inmensa mayoría de nuestros clientes tienen presencia en las redes sociales, a las que suelen dedicar un tiempo importante de su vida.

Sólo en España, el 82% de los internautas son usuarios de las redes sociales. Estamos hablando de 14 millones de usuarios y potenciales clientes, según el estudio de IAB, donde la red social más utilizada/visitada sigue siendo Facebook, con un 96%.

 

blog-redes sociales utilizadas en españa 2014

Redes Sociales utilizadas en España Fuente IAB Spain – www.iabspain.net

¿Para qué podemos utilizar las redes sociales en nuestra empresa?

Hay que tener muy claro que las redes sociales deben ser bien utilizadas, de forma absolutamente profesional. A partir de esta idea básica,  los beneficios pueden ser muchos:

  • Conectar con tus clientes. Las redes son el medio ideal para mantener un contacto directo y personalizado con ellos.
  • Permiten la promoción de productos y servicios. No existe escaparate más grande y con más posibilidades.
  • Mejoran la reputación online. Las empresas son conscientes de la importancia de conseguir el favor de los usuarios.
  • Pueden ser un soporte publicitario de nuestra empresa o marca.
  • Nos permiten estar al tanto de lo que hace y cómo lo hace nuestra competencia directa.
  • Hay empresas que las utilizan en los procesos de selección para obtener información de los candidatos.

El estudio de IAB España 2015 explora en detalle la relación entre las marcas y las redes sociales, destacando que 1 de cada 4 usuarios siguen e interactúan con perfiles sociales de marcas o empresas. Esto nos lleva a la conclusión de la importancia que tiene para las empresas el uso de las redes sociales.

blog-uso de las redes sociales en españa 2014

Actividades realizadas en las redes sociales en España Fuente IAB Spain – www.iabspain.net

¿Qué no debe hacer tu empresa en las redes sociales?

Hay muchas cosas a tener en cuenta:

  • Tener una cuenta sin actividad. Es mejor no tener nada a tener un perfil inactivo en el que nadie va a responder. Créeme: esto es demoledor para una empresa.
  • Estar en todas las redes sociales. Tu empresa debe estar en las redes sociales que realmente necesite. Esto te ahorrará tiempo y dinero. Estudia a tu público para saber qué red social es la más conveniente.
  • Tener un perfil incompleto. Hay que dedicar el tiempo necesario para completar correctamente el perfil. Al fin y al cabo es lo que el público va a ver.
  • No sigas la misma estrategia en todas las redes sociales, si es que tienes presencia en más de una. No todas funcionan igual ni tienen los mismos usuarios. Olvídate del “copiar y pegar”.
  • No tener una estrategia social media. Debes marcar unos objetivos para tus acciones en las redes sociales y medir sus resultados. En función de ello definirás la mejor acción a seguir y te permitirá hacer un análisis para futuras acciones.
  • Utilizar el perfil de la empresa para uso personal. Es un grave error. El perfil de empresa es un medio de comunicación con los clientes y requiere un tono acorde con esta función y con la imagen que se quiere proyectar de la empresa. Nunca hay que caer en el error de ser demasiados graciosos y utilizar un tono fuera de lugar.
  • Nunca hay que comprar seguidores o fans para tus cuentas porque es tirar el dinero. De lo que se trata es que tus seguidores, los que sean, muchos o pocos, estén realmente interesados en tus productos o servicios. De nada sirve tener muchos seguidores y no conseguir ventas.
  • No hay que usar las redes sociales para vender. No están para eso. Sí lograrás vender más gracias a ellas, pero no se trata de aburrir hasta el límite a tus seguidores vendiendo tus productos.
  • No ignores lo que te dicen tus seguidores o fans. Hay que escucharlos. De hecho, esa es la gran ventaja de las redes, que se puede interaccionar con el público.
  • No caigas en el error de publicar contenido muy seguido y a deshoras. Analiza los tramos horarios en los que tus clientes están más activos.
  • No esperes resultados rápidos. La estrategia de marketing en las redes sociales es a medio y largo plazo. Es un camino lento pero seguro.
  • No pensar nunca que como las redes sociales son gratuitas, todo lo demás también lo es. Es un error de partida. Todo tiene un precio y hay que empezar por planificar una estrategia de marketing, estudiar el mercado y la competencia, generar contenidos,… En definitiva, hay que invertir y rascarse el bolsillo, y eso significa confiar en profesionales, lo cual te ahorrará tiempo y dinero.

Estas han sido unas pequeñas pinceladas de lo que pueden aportar las redes sociales a tu empresa. Y de los malos hábitos que hay que evitar a toda costa. Las redes sociales han revolucionado la forma de comunicarnos, pero ten muy claro que tampoco son la panacea para tu empresa, son simplemente herramientas muy útiles que puedes y debes utilizar de forma profesional para sacar el máximo rendimiento de ellas. Soy consciente de que cuesta trabajo el hecho de invertir dinero en una estrategia de marketing digital, pero los profesionales harán un magnífico trabajo para que puedas recuperar la inversión con creces y obtener los beneficios deseados que, en definitiva, es el objetivo final.

Así que, y tu empresa, ¿es social?